Maité y su Hada

Yo daba un paseo, como siempre... Como siempre cuando salgo en las noches a mirar el cielo, descansando, un cielo silencioso y seductor, que intenta decirme cosas que aún no entiendo...
Mis alas brillaban, algo diferente había, ¿y yo? yo aún no sabía que era...
De pronto sentí una voz que murmuraba, que hablaba con su conciencia, y me causó gracia... Pero luego, al escuchar más detenidamente, sentí como la impotencia y la tristeza estaban envolviendo a esa persona que se escondía bajo un sauce llorón, como su alma... -aunque su alma se negaba a expresarlo con libertad...-


-¿Te pasa algo? -le pregunté a la figura que la luz de la Luna dibujaba con cuidado...-
-Sí, estoy muy triste... Ayudame... -Lo último no me lo expresó con su voz, pero su lenguaje corporal y su mirada me lo gritaron...-
-¿Necesitas que te lleve a alguna parte?
-Sí, por favor... Estoy perdida, muy perdida... -me decía muy, muy bajito...-

Era una niña. Una niña de unos trece años... Con su pelo negro brillante, sus ojos oscuros, casi como el firmamento mismo, con una mirada de mujer, intensa, capaces de hipnotizar a cualquier persona que la mirara de frente... Su nariz era delicada, muy delicada... Su sonrisa no estaba. Era una niña, que avanzaba casi como en una maratón para convertirse en mujer.
Usaba un chaleco a rayas delgadas, se delineaba los ojos con un lápiz negro. Su partidura estaba al medio. La observé mucho rato... Ella no, ella optó por clavar su mirada al suelo...

-¿Dónde están tus padres? -reiteré sin importar su evidente actitud defensiva-
-No sé, por ahí... -respondió sin ganas...-
-¿Pero cómo, no andas con ellos? -me extrañé-
-Debería...

Con cada palabra más me desorientaba a mi.

-Mis padres están. Yo no sé dónde. Discuto mucho con ellos, ellos no me entienden... Sé que sonará 'común', pero a mi no me escuchan, ni siquiera por la forma que tengo de vestir deducen que estoy triste, que estoy mal... -dijo al fin, expresando sus emociones súbitamente...-

Sabía que no estaba perdida... O tal vez sí, pero no su cuerpo...

-¿Y tu no les dices nada de esto a ellos? -tratando de saber un poco más le pregunté-
-He tratado, pero no puedo... Siempre que lo intento, fallo y lloro. No puedo...
-¿Y escribiendo?
-Nunca lo había pensado... -articuló luego de meditar mi pregunta/sugerencia-
-Ellos tienen que saber que son sólo tus guias aquí en la tierra... Pero es tú vida. Ellos no pueden vivirla por ti. Ellos no saben como sientes, cuales son tus 'formas de medir el dolor, o la tristeza'...
-Mi papá tiene miedo, tiene miedo a que cometa sus errores...
-Ese es su error, su problema...
-Pero yo no puedo cambiarlos...
-Pero puedes cambiar tú. Es maravilloso soñar, ¿Te gusta soñar?
-Sí, y escribir y leer... Pero cuando escribo, siento e imagino todo lo que redacto, eso es lo malo...
-¿Qué? No, ¡cómo dices eso!... Eso es lo mas mágico de escribir, el poder imaginar y sentir todo lo que tu corazón dice...
-A veces prefiero guardar en mi corazón todos esos sueños, toda esa fantasía; así podré vivir tranquila con mis padres, sin que ellos me regañen siempre...
-No digas eso pequeña, no. No seas igual que ellos, aprende de sus errores, sé mejor. Tienes la libertad de vivir a conciencia con lo que sientes... Con lo que sueñas... Podrán enseñarte a vivir, pero no vivir por ti. No sentir por ti. No expresarse por ti... Ya te dije... -le reiteré ahora con más énfasis en cada 'no'-
-¿Quién eres? -curioseó luego de darse cuenta de sus confesiones a una total extraña-
-Yo... Yo soy un poco de lo que tu eres, yo fui mucho de lo que tu eres... Por eso te expreso lo que ahora escuchas... Por eso trato de que vuelvas a casa, sana y salva.
-Muchas gracias...
-No, no agradezcas, solo haz lo mismo cuando encuentres a alguien bajo un sauce llorón, que no tenga la capacidad de decidirse a soñar...
-Te lo prometo hada.
-¿Hada?
-Las hadas llegan de pronto, sin que uno las espere ¿O no?
-Bueno, entonces soy un hada.
-¿Sabes como volver ahora? -inquirí suavemente, casi susurrando-
-Sí, creo que si...
-¿Cuál es tu nombre? -quise averiguar al terminar nuestro íntimo diálogo...-
-Maité... -contestó sonriendo-
-Adiós Maité -dije luego de sorprenderme con ese imprevisto obsequio...-
-Adiós Hada... Te quiero...
-Siempre.

7 han escrito lo que sienten:

Soy un ave y puedo volar... dijo...

Que linda la historia *-* eres como un hada fran, es cierto eso, me encantan las cosas que escribies, siempre tienen algo muy lindo ♥

Anónimo dijo...

Es maravillosa, me recuerdan a Un Hada que conocí,y que tu tambien conociste srita Franeli. es hermoso, Maravilloso, Magnifico, perfecto...

Hasta Pronto Querida

guiosy dijo...

ufffffffffffffffffffffffffffffffffffffff!!!! sabes que ese escrito tiene una gran relacion conmigo... muchas veces he sido asi ( he tenido esa forma de pensar) pero creo que tu has sido mi hada! y lo seguiras siendo!, creo que tu has sabido entenderme mejor que yo mismo. has sido un suspiro mas te doi las gracias, siempre lo hago, pero esta vez esas gracias no van diriguidas a ti... van diriguidas a aquel angen que tienes y que es capaz de irradiar tanta luz solko con algo tan simple como es un escrito.

te quiero mucho, como una vez me dijiste " eres una parte de mi" tu para mi eres aquella parte que me invita a levantarme cada vez que tropiezo, que me invita a soñar cuando sierro mi mente e intento crear una burbuja! ( o mas bien me ayudaste a escapar de la burbuja en la cual vivia!) y gracias a ti, hoi ya no estoi dentro de ella, y estoi preparado para sentir y para que sientan lo que yo puedo entregar.o pra aprender de los errore e incluso me ayudas a enfrentar lo que viene y no a esconderme para no recibir el daño, todas las aves cuando vuelan en algun momento deben caer, y deben abrir nuevamente sus alas para mirar haciael horizonte y buscar su camino, no el camino que le instruyan, si no el camino que esa ave quiere seguir sin importar que sea el equivocado, siempre hay una salido por muy llena de oscuridad este y tambien hay luciernagas que te ayudaran a esclarecer ese camino.

J U ANmanuel dijo...

Que lindo historia ♥
Ojala una ada llegara cuando lo necesite :z , me gusta mucho leer tus historias, lo malo esque nose que comentar :3, como que me trabo cuando escribo aqui xdd
hoy no :Z

Nandiú~ dijo...

Qué hermoso *-*!
Me he dado cuenta que la mayoría de las cosas que escribes me llegan al alma (: , o me siento identificada con ellos, y eso, ayuda, mucho.

Las hadas son geniales, ojalá tuviese una. :)

Zam dijo...

Tan sólo el hombre, es "arquitecto de su propio destino"; quien para bien, o para mal, incurre en errores o excesos que son producto de la "casualidad"...

Los errores y aciertos, se imprimen en la memoria colectiva y personal como una indeleble huella. Por más que uno trata de desconocer su propia identidad, tarde o temprano se termina por asumirla como una cosa "inherente a uno mismo"...

A pesar de experimentar sucesos que bordean la lamentable tristeza, cada quien debe de creerlos como procesos importantes de su vida; los que construyen, sin quererlo, a la "persona que somos actualmente".

Por momentos, Fran, pude volver a disfrutar la dulzura y simpleza de un hada que tomaba mis manos de niño; para así caminar con total paz y tranquilidad.



Un abrazo para ti.

Anónimo dijo...

Lindo.
me llega de cierta forma..
también fallo, y lloro


hermoso *-*

 

Blog Template by YummyLolly.com
Sponsored by Free Web Space