No merezco tu corazón Clemente

-No. No te atreverías ¿verdad? -preguntó tratando de acercarse a ella...-
-Nunca me haz creído capaz de nada... ¡No te acerques! -le gritó con los ojos inyectados de rabia, de impotencia...-
-No se trata de eso Paulina, es que no puedes pensar en...
-¡En qué! Dílo... -susurró a penas como si su alma estuviera desgastada...-
-No... No lo hagas, te lo suplico...
-Iba a tener un hijo, pero la cobardía me ganó, no fui capaz de luchar por él. Me arrepiento, me arrepiento con toda el alma... -Dijo casi con un hilo de voz al pronunciar la última frase...-
-Cálmate, mírame... Estoy aquí, ahora... Contigo.

En ese momento, ella lo miró, con lágrimas en sus ojos... Llena de miedo, llena de angustia y una cobardía que la hacía a la vez muy valiente...

-Vámonos a casa... Vámonos de aquí... Olvida esta locura...
-La única locura, es seguir viviendo así. No me sostengas, por favor... No quiero estar acá, no lo merezco... No seas estúpido, no te humilles más.
-Sí mereces estar... Es una nueva oportunidad... Y sí, estúpido soy, muy. Pero no puedo evitarlo... Contigo así no.

Paulina, corrió por el puente, hasta llegar a la barandilla roja, y él no hizo más que mirarla, lleno de un pánico que lo inmovilizó por completo...
Lo único que vi, fue que él atinó, y la abrazó con tal energía, que ella no hizo nada para arrancar de sus brazos que rodeaban su cuerpo por completo... Sólo lloraba, desconsolada... Desconsolada...
Se notaba demasiado el incontrolable amor que el chico sentía por ella, pero ella parecía completamente indiferente a él, a eso... Se iba a quitar la vida, sin fijarse en Clemente, quien si pudiera darle su corazón, lo haría, incluso casi lo logra, pero no, su madre nunca, ni escucharlo hablar de 'eso' quería. El transplante jamás podría hacerse, 'por que no habrá permiso, y punto'... Nadie entendía que un joven de 17 años estuviera dispuesto a morir por alguien que tal vez, ni siquiera sabía que estaba ahí, en ese momento...

3 han escrito lo que sienten:

petite dijo...

Que lindo juego de palabras, "no merezco tu corazón clemente..."
Que bella imagen... a mi me encantaría alguna vez sacar fotos con ojo de pescado. (así se llama el efecto).
Siempre me gustan las imagenes que acompañan a tu historia, es como, como un video.. uno ve la imagen y lee la historia y se la imagina con más claridad.

Belén dijo...

Vaya, ese sacrificio si es de amor, no crees?

Besicos

Anónimo dijo...

Lo he sentido, pero con 15 y 16 años, pero creo que era una mentira, una mentira que yo inventé.

(:*

 

Blog Template by YummyLolly.com
Sponsored by Free Web Space