Leche y Colina


Colina y Leche se llevaban mal. A Colina, la entretiene espantar los gatos que divagan por la calle que queda frente a su casa, y a Leche le gusta comerse la comida de Colina.
A Colina le gusta salir cuando neva, y a Leche, esconderse entre la leña.
Colina pone atención cuando Ana toca el violín, mientras Leche se relaja tanto que luego se queda dormido.
Un día, la chica fue a visitar a su familia, al otro lado de Finlandia. Colina y Leche se quedaron por cinco días con Alex, sin violín, sin nieve, y sin Ana.
Colina ignoró a Leche hora y media. Luego comenzó a molestarlo jalando de su collar.
Leche se rindió, comenzó a jugar con Colina, pero al cuarto día, ambos comenzaron a extrañar el violín, la nieve, y muchomás a Ana.

7 han escrito lo que sienten:

pepe dijo...

'pero al cuarto día, ambos comenzaron a extrañar el violín, la nieve, y muchomás a Ana.'

(L

Leche tiene color de leche con café y Colina tine color a Café un poquito cargado en una taza Blanca (:*

Leonard dijo...

LINDOS ANIMALITOS.^^

San.. dijo...

pero que ternura de historia... me encanto!

Lorena G.B dijo...

Qué dulce entrada :)

rOo RAMONE dijo...

Amé tu colina!!
Siempre he querido un perro gUapo de cOlOr café para mi CleOpatra.

galicia maravillas dijo...

:) no podían estar más unidos que en ese momento de nostalgia (morriña, como se dice en galicia) ...y qué tierna imagen! :) besos!!

eme ce dijo...

Y al otro lado de Finlandia.

 

Blog Template by YummyLolly.com
Sponsored by Free Web Space