Maña

Vicu estaba comprando un recuerdo para su madre, en una de las tiendas del aeropuerto, mientras hacían escala. La chica había ido a comprar un café.
-No me quiere no me quiere -contó atropelladamente la pequeña, aferrándose a su cuerpo, a penas apareció entre las tienditas.
-¿Pasó algo?
-Vania. Le quería contar algo, y me colgó el teléfono porque estaba muy ocupada.
Vicu sonrió.
-¿Ahora tú?, tú te burlas de mi -sentenció la chica sin nombre, arrugando la frente.
-No me estoy bulando, es solo que... Que se te hace un hoyito en la pera cuando te enojas, y yo no me había dado cuenta.

6 han escrito lo que sienten:

pepe dijo...

me dan curiosidad esos hoyitos en la pera, como que aah
y como que ni yo me habia dado cuenta :)
hasta de que somos mas como el otro
de lo que creemos.
que sueñe bonito(L

~

Lu! dijo...

notar eso es realmente prestarle atencion :)

saludos :)

Lizzyh dijo...

Pero ahora si, y eso la hará todavía más especial. Y a él también.

Un muás para ese dinosaurio bajo tu cama ;)

muri dijo...

bueno, primero que todo gracias por ayudarme a crear mi blog, no podría haberlo hecho sin ti XD.
Me encanto el misterio de la chica sin nombre, es enigmatica, me encanta. En fin esperare con ansias lo que vendra...

rOo RAMONE dijo...

cuánta atención puesta!

Piploud dijo...

Que alguien se fije en esos pequeños detalles es encantador =)

espero esté bien ^^ cuidese =)

 

Blog Template by YummyLolly.com
Sponsored by Free Web Space