Depende de cómo me lo digas

la mujer se escondió en el armario.
cerró la puerta y se escabulló entre la ropa que estaba colgada.
oía pasos que se acercaban y su corazón parecía volar de la ansiedad.
miraba por la cerradura y veía la silueta moviéndose. buscándola.
-no te salvarás.. -le susurraba- no te arrancarás de mi.
cerró los ojos. fuerte. muchomuy fuerte, pero en un segundo la encontró.

Michelle se escondió en el a r m a r i o. cerró la puerta y se escabulló entre la ropa que estaba colgada.
oía los pasos de Tomás y se r e í a. no podía aguantar. estaba nerviosa.. nerviosa de que la encontrara.
miraba r á p i d a m e n t e por la cerradura a ver si lo hallaba. él se movía ágil.. buscándola. guiándose por el sonido de sus silenciosas carcajadas.
-Michelle.. espera a que te encuentre..
-Tomás, pero no me hagas cosquillas.. -suplicaba sin poder encontrar el tono serio de su melodiosa voz.
-No debiste haber hablado -dijo, sonriendo, mientras abría la puerta de su escondite.

(pero antes del ataque de cosquillas, la besó)

3 han escrito lo que sienten:

Espérame en Siberia dijo...

Claro que quiero un pececito, cariño. Será un honor :)

Hollie A. Deschanel dijo...

Y después del ataque de cosquillas :)

sembrandogirasoles dijo...

haha :P
michelle es un personaje super especial, la hiciste como una persona fuera de lo normaly me dan más ganas de leer tus historias :)
mucha suerte! sigue asi

 

Blog Template by YummyLolly.com
Sponsored by Free Web Space