Cambian sus ánimos, se detiene la bella melodía.

Fiorella estaba tan feliz... Tan feliz por que sentía que Otto la comprendía, aceptándola y queriéndola como ella siempre soñó ser querida... Sin embargo, cuando la canción iba a explotar en el momento mas feliz de todos, ella la apagó.
Sintió la angustiosa necesidad de tener junto a ella a esos amigos imaginarios que tanto la hacían soñar, y vivir en la niñez a pesar de que ya había pasado esa etapa de su vida... ¿Cómo retenerlos? si sus almas son tan libres y calmadas como el océano mismo, pero a la vez tan agitadas como un huracán. Llenos de amor. Amor que no solo le puede pertenecer a una flor pequeña, egoísmo no.

-Nos vamos a separar... -decía Fiorella llorando en lo mas recóndito de si misma... -
-Será un hasta siempre, no es algo definitivo... -respondía Apholonia, una de sus mejores amigas imaginarias...-
-Toma en cuenta que siempre estaremos para ti -continuaba tratando de consolar el dolor interno de flor pequeña Guiosy, quien era su atardecer preferido...
-Por favor, no me dejen, no se vayan... No seré capaz de extrañarlos... Ustedes son gran parte de quien soy...
-Es solo miedo a lo que vendrá, eso es normal, propio de los seres humanos. Estarás bien...
-No quiero, no quiero, por favor no... en tanto ustedes 'vuelven' ¿quién calma mi aflicción? Díganme... ¿Quién?
-Vendremos a verte, y siempre, siempre estaremos contigo. Unidos por las almas...
-¿Y nuestros juegos? ¿Qué va a pasar con eso? Sin ustedes soy solo un recuerdo...
-Harás historias... Transforma el dolor en inspiración, y en tanto... Llegará alguien que jugará contigo, como siempre has soñado... Mírate flor pequeña... Mi gran flor pequeña...
-Los amo...
-Oh...
-Los amo tanto... tanto tanto... Y los esperaré al menos una vez por mes.
-Hasta siempre...
-No me gustan las despedidas...
-Lo sabemos...


Y mientras recordaba todas y cada una de las palabras que esas almas imaginarias le recitaron antes de partir, un sin fin de lágrimas caminaban por sus mejillas. No sé si de alegría o de tristeza... Pero la palabra que más odiaba en el mundo, volvía una y otra vez a su cabeza:

'Lamentablemente'...

2 han escrito lo que sienten:

petite dijo...

A mi me gusta la palabra lamentablemente, es larga y tiene una b, me gusta mucho. Pero no me gustan las despedidas, yo por lo menos no sé, no sé despedirme, es algo muy muy dificil.. por ej. ¿Cuánto se tiene que demorar uno en despedirse? ¿Cuándo es el ADIOS definitivo?
Es muy dificil despedirse, muy.

gustavo dijo...

las lagrimas derrmadas por fiorella son pedazos de su niñez...que esta desechando de manera lenta!!..ahora e lamentablemente" debne ser cambiado por un lentamente..lentamente debe ir creciendo...lentamente debe conocer..lentamente debe experimentar...lentamente debe utilizar palabras..lentamente debe sentir y estar con otto..sus amigos estan dentro de su alma.. o mas bien son parte de su ser!! pero ella tambien es parte de esos amigos y fundamental parte!! que haria Guiosy sin su flor pequeña?...nada..porque guiosy no tiene sueños ni imaginacion si no esta su motor principal que es su gran y admirada "flor pequeña"...

 

Blog Template by YummyLolly.com
Sponsored by Free Web Space