Tristeza de una niña disfrazada de mujer.


La encontré afuera del bar... No le dije nada...
Su vestido era sensual, al igual que su mirada, sus movimientos...
Era una niña, pero a la vez tan mujer...
Su sonrisa estaba, pero no estaba... Estaba sólo por estar; era dibujada, irreal.
De pronto caminó, creyendo que nadie la seguía, hasta un bosque cercano... Y ahí... Ahí comenzó a llorar...
Yo no supe que hacer... La observé mucho tiempo, es lo mejor que se hacer.
Me fui acercando de a poco, y le ofrecí un cigarrillo... Me miró... Con sus párpados cubiertos de rimel, con sus labios rojos, aquel maquillaje de mujer, que desbordaba sensualidad por doquier... Su muñeca lo había corrido completamente hacia sus mejillas...
Me senté junto a ella... Encendí otro cigarrillo y no dije nada, sólo la acompañé durante minutos eternos de absoluto silencio...
Giró su cabeza repentinamente, me miró a los ojos como si todo lo demás fuera invisible, y volvió el llanto desconsolado, que ahora se refugiaba entre mis abrazos torpes llenos de sentimientos recién descubiertos...
Otra hora más pasó. Sin más.
Mis pensamientos eran completamente dirigidos hacia ella, hacia su gran dolor, hacia esos labios, hacia ese corsé. Hacia esas miradas infantiles, de niña indefensa y sin fuerzas...
Sólo quería protegerla, sólo quería quererla...
No tenía idea quién era, cómo la llamaban, que hacía. Nada. Sólo lo que podía ver y sentir cuando acurrucaba su inmaculada fragilidad entre mis brazos; los brazos de un curioso que se enamoró de aquella desconocida...

Se levantó, se sacudió el vestido. Se arregló el cabello y me dijo con voz temblorosa aún, un innecesario "gracias"... Lo que yo no pude contestar con palabras...
La estreché contra mi, mis manos en su cintura, las suyas en mi rostro. Un abrazo eterno.

El silencio seguía con el poder, con el abecedario completo... Pero con palabras que no eran necesarias en ese momento, que no hacía falta oír... Nada más hacía falta...

3 han escrito lo que sienten:

petite dijo...

Que no muera laultimahistoria; que no muera....
Me gustó, me hizo imaginarme una obra de teatro que fui a ver hoy, deberias ir, cuando sepa la otra fecha te invitare, me tienes que ir a ver a mi tambien, no sé que día la damos en la tarde... pero es del Lunes 15 en adelante, de ahi te aviso...

Ginger dijo...

Federico me recuerda a los dinosaurios de Javier *-* capaz que los conozca y sean amigos por siempre, sería lindo. "Afuera del bar" me hizo recordar una fotografía que ´subiste una vez en tu otro Blog. Llegó de la forma más extraña, natural y hermosa. Aunque la niña en cuerpo de mujer, es una Muñeca.

Te amo, siempre.

petite dijo...

Perdería toda la magia si te digo como nació el verbo Isnebear...
Lo siento, no puedo hacerlo...

 

Blog Template by YummyLolly.com
Sponsored by Free Web Space